Lunes a Viernes / 8:00am a 6:00pm
(+52 33) 1199 1122

Más y más personas utilizan cada día los móviles y tabletas como vía de comunicación. Las operadoras invierten millones en mejorar la calidad de sus redes de telefonía móvil con la ayuda de empresas de telecomunicación, pero detrás de todo ello hay investigadores que ya están pensando en las tecnología y soluciones a los problemas a los que se enfrentarán los usuarios en los próximos diez años.

En el centro de investigación tecnológica Bell Labs, de Alcatel-Lucent, es uno de esos lugares que reúne a cerebros que piensa en futuro.Theodore «Tod» Sizer es vicepresidente de la división de accesos de tecnología. «Yo no hablo sobre la tecnología actual porque mi trabajo consiste en pensar en la tecnología del futuro, en lo que utilizará en 2020», espeta Sizer quien conversó con el diario ABC en la pasada edición del Mobile World Congress de Barcelona. Tiene razón. Varias de las tecnologías y soluciones en las que ha trabajado en el pasado se están desarrollando e implementando ahora.

Actualmente se habla mucho de las redes 5G, la próxima generación de telefonía móvil. Desde los Bell Labs (creados oficialmente en el año 1925), en la división de Sizer se encuentra pensando en los problemas de comunicación que podrían experimentar los usuarios y se adelantan a los acontecimientos. «Nuestro foco en 5G trata sobre el desempeño de las redes, que sean más flexibles y se adapten al usuario», relata.

Están desarrollando técnicas para predecir el comportamiento de la red y ofrecer mejor servicio. «Tenemos que saber quien es el consumidor, dónde está y qué está haciendo. Esto, para adaptar una red y que esté a la altura de las expectativas del usuario», señala, y explica luego un ejemplo.

«Con estas técnicas podemos saber si un usuario está enviando un mensaje de texto o un vídeo, y si por ejemplo está en un tren que está a punto de entrar en un túnel. Las expectativas de alguien que mira un vídeo son distintas a las del que manda el mensaje. Podríamos entonces adaptar la red para que el usuario obtenga más información antes de que entre en el túnel, dónde sabemos que la señal no será estable, y una vez dentro pueda seguir viendo el vídeo sin interrupciones», apunta. Y agrega: «Los usuarios cuando ven un vídeo no quieren que se detenga. Con esas tecnologías podríamos darle el contenido con una menor resolución, pero sin interrupciones».

Sizer destaca que lo planteado anteriormente se podría hacer en la actualidad pero requiere mucha inversión en sistema como software avanzado. Para Sizer el tan cacareado modo de la «nube» es una forma de lograr esa flexibilidad en los sistemas.

Reconoce que a los clientes no les importan los procesos, o tecnología detrás del servicio. «Al usuario final no le interesa si el WiFi, o si es celular. No, sólo le importa obtener el mejor servicio». Todo lo que se diseña en los Bells Labs debe estar acorde a reglamentos y leyes. «Es un proceso muy duro pero en el buen sentido. Tenemos que demostrar que lo que diseñamos será útil para los próximos años».

Sizer es sincero, no todo lo que se propone en los laboratorio triunfa. «Se espera que tengamos que hacer cosas locas que funcionen en el mundo real. Sólo uno de diez proyectos que realizamos triunfa. Es algo con lo que tenemos que vivir», finaliza.

Fuente: ABC Tecnología (http://www.abc.es/tecnologia/informatica/20140330/abci-sizer-bell-labs-pensar-201403272115.html)

0 Comments